Estudio RESET (AJCN): Reformulación de lácteos, una vía efectiva para reducir el riesgo cardiovascular

FEDERICO LARA VILLOSLADA
Doctor en Farmacia por la Universidad de Granada,
Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición (IPN)
Director I+D Lactalis Puleva


Recientemente se ha publicado un artículo en la revista The American Journal of Clinical Nutrition acerca del estudio RESET (REplacement of SaturateEd fat in dairy on Total colesterol). Este estudio investiga los efectos de modificar el perfil de las grasas en los lácteos, con la hipótesis de que pueda contribuir a disminuir el riesgo cardiovascular de la población.

Para comenzar

La relación entre el consumo excesivo de ácidos grasos saturados y el riesgo cardiovascular es bien conocida, así como que reemplazar las grasas saturadas por grasas insaturadas de la alimentación es una estrategia beneficiosa. Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

El objetivo de este estudio

El estudio RESET tiene como objetivo comprobar el efecto de una dieta rica en lácteos con un perfil nutricional modificado sobre el colesterol total y otros marcadores de riesgo cardiovascular. En los productos lácteos adaptados se redujo parcialmente la cantidad de grasas saturadas, y se aumentó la de grasas insaturadas. Se trata de un ensayo clínico doble ciego, transversal y aleatorio.

La intervención: una dieta rica en lácteos y alta en grasas

Para obtener lácteos con un contenido reducido en ácidos grasos saturados y enriquecidos en ácidos grasos insaturados, se modificó la alimentación de las vacas añadiendo aceite de girasol alto oleico en su dieta. Con la leche obtenida (con menos grasas saturadas, y un mayor contenido en insaturadas), se elaboraron los lácteos modificados para la intervención.

Los participantes del estudio mostraron un riesgo cardiovascular medio, y fueron separados aleatoriamente en 2 grupos. Se establecieron 2 periodos de 12 semanas (con un periodo de lavado de 8 semanas intermedio), en las que los participantes siguieron una dieta isocalórica, rica en lácteos y alta en grasas (38% del valor calórico total). Un grupo realizó primero una dieta con los lácteos modificados (dieta modificada), y luego un segundo periodo de intervención con los lácteos convencionales (dieta control); el otro grupo lo hizo al revés. Se les proporcionó leche, queso y mantequilla (modificados o no), e instrucciones sobre la cantidad y frecuencia de consumo de estos.

Durante el proceso, se valoró la adherencia a la dieta con diarios dietéticos, se controló que el peso corporal de los participantes fuera constante y se midió su nivel de actividad física.

Los lácteos adaptados con un mayor contenido en ácidos grasos insaturados se postulan como una vía efectiva para reducir el riesgo cardiovascular

Antes y después de cada periodo de 12 semanas, los participantes se sometieron a varias pruebas para determinar el efecto de la intervención. Una vez analizados estadísticamente los datos, se constataron beneficios de la dieta modificada, que incluía lácteos con menor contenido en ácidos grasos saturados y enriquecidos en ácidos grasos insaturados. En concreto, se observó un beneficio significativo de la dieta modificada en la atenuación del aumento de colesterol LDL, y también en el índice LDL: HDL en comparación con la dieta control. Además, se incrementó significativamente la respuesta de la función endotelial después de la dieta modificada, frente a la dieta control.

Conclusión

Este estudio demuestra que los efectos beneficiosos a largo plazo de reemplazar parcialmente ácidos grasos saturados por insaturados en lácteos. Los investigadores concluyen que una dieta rica grasas y lácteos con un perfil lipídico optimizado puede ser beneficiosa para reducir el riesgo cardiovascular en adultos con riesgo cardiovascular medio. Así, los lácteos enriquecidos con grasas insaturadas y con una reducción de grasas saturadas pueden ser un alimento a tener en cuenta en el marco de una alimentación cardiosaludable.

Fuente
La publicación original, en inglés, puede consultarse el siguiente enlace: https://academic.oup.com/ajcn/article/111/4/739/5721206

Referencia
Vasilopoulou D, Markey O, Kliem KE, Fagan CC, et al. Reformulation initiative for partial replacement of saturated with unsaturated fats in dairy foods attenuates the increase in LDL cholesterol and improves flow-mediated dilatation compared with conventional dairy: the randomized, controlled REplacement of SaturatEd fat in dairy on Total cholesterol (RESET) study. Am J Clin Nutr. 2020;111(4): 736-748.

PUBLICACIONES


FEN-FINUT

«La leche como vehículo de salud: Ácidos grasos poliinsaturados Omega 3»

Ácidos grasos poliinsaturados Omega-3: ingestas recomendadas y actuales, fuentes dietéticas y efectos en la cognición y la salud cardiovascular

También le puede interesar

Alimentación de los niños españoles, ¿cumplimos con las recomendaciones?

¿Por qué el Omega 3 DHA es tan importante para la salud del niño?

Revisión sistemática (Nutrients): La fortificación de alimentos con calcio, una estrategia prometedora para lograr ingestas adecuadas en el conjunto de la población

Omega 3, ¿por qué no debe faltar en nuestra alimentación?

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link