El poder nutricional de la proteína de la leche: impulso para tus músculos

AMANDINE LIGNEUL
Directora de Nutrición. Lactalis I+D


La leche, a veces tan denostada por falsos mitos, contiene un tesoro nutricional que se suele pasar por alto: la proteína láctea. En este artículo vamos a examinar los beneficios de esta increíble proteína, centrándonos en su función esencial para la construcción y renovación muscular, sus ventajas con respecto a otras proteínas y las razones por las que un vaso de leche puede convertirse en una de las fuentes proteicas de mayor calidad dentro de nuestra dieta.

Proteína de la leche: la singular complejidad de su valor nutricional

Las proteínas de la leche, especialmente la proteína sérica, superan por lo general a las proteínas vegetales en cuanto a tasa de absorción y eficacia en la síntesis proteica1. Proporcionan una gama completa de aminoácidos esenciales, lo que las hace idóneas para la construcción y reposición de la masa muscular2. La proteína sérica, en concreto, se absorbe de forma muy eficaz3, y suministra rápidamente aminoácidos a los músculos, contribuyendo a la recuperación y el crecimiento de los mismos.

Las proteínas de la leche se dividen en dos categorías principales: un 80 % es caseína y un 20 % es proteína sérica (también conocida como proteína del suero lácteo). Estas proteínas constan de varios aminoácidos, cuya composición determina su calidad nutricional2. La caseína, de digestión lenta, garantiza un suministro constante de aminoácidos a lo largo del tiempo. En cambio, el organismo absorbe rápidamente la proteína sérica, proporcionando una fuente inmediata de aminoácidos3. Esta dualidad funcional otorga a la proteína de la leche su singularidad, es decir, ser completa y equilibrada desde el punto de vista nutricional.

En comparación, ciertas proteínas vegetales pueden tener perfiles de aminoácidos menos completos, así como niveles más bajos de algunos aminoácidos esenciales4. Además, en otros casos, las proteínas vegetales se combinan con compuestos inhibidores de la absorción, como los fitatos, que pueden limitar la disponibilidad de aminoácidos5. Es decir, la absorción de las proteínas de origen vegetal sería menos eficaz que la de las proteínas de la leche6.

Conviene tener en cuenta que, si bien las proteínas vegetales pueden contribuir significativamente al aporte total de proteínas, las personas que quieren maximizar la síntesis de proteínas y la recuperación muscular pueden obtener un mayor beneficio con la proteína láctea, especialmente en entrenamientos intensos o para la recuperación tras hacer ejercicio.

La composición de las proteínas de la leche: los aminoácidos y péptidos son la clave de su eficacia

La proteína láctea es una fuente significativa de aminoácidos esenciales, de importancia crucial para el crecimiento y la reparación muscular. Entre estos aminoácidos esenciales se encuentran la leucina, la isoleucina y la valina, conocidos por su papel fundamental en la síntesis de proteínas y la conservación de la masa muscular7,8. Asimismo, estos aminoácidos participan en la regulación del metabolismo muscular y promueven la eficacia energética y el rendimiento físico9.

Además de estar directamente involucradas en el crecimiento y la reparación de los músculos, las proteínas de la leche contienen péptidos bioactivos. Estos desempeñan diversas funciones en varios procesos fisiológicos, que van desde la regulación de la presión arterial hasta la modulación del sistema inmunológico10. Por lo tanto, la riqueza en aminoácidos esenciales de la proteína láctea no se limita a formar la masa muscular, sino que tiene grandes beneficios para la salud a nivel global.

Beneficios nutricionales de la proteína de la leche

• Construcción y reposición muscular

La construcción muscular requiere una base nutricional completa, por lo que el alto contenido de proteínas de la leche y su calidad desempeñan un papel esencial. Los músculos están formados principalmente por proteínas, con aminoácidos esenciales como la leucina, la isoleucina y la valina, que son cruciales para la síntesis de proteínas y el mantenimiento de la masa muscular11. En este sentido, la proteína láctea ofrece una combinación completa de aminoácidos esenciales, que son un soporte óptimo para el crecimiento y la reparación de los músculos. La caseína, de digestión lenta, garantiza un suministro constante de aminoácidos, mientras que el suero de leche se absorbe rápidamente y proporciona una fuente instantánea de energía y proteína.

Las proteínas de la leche ofrecen una variedad de aminoácidos muy similar a la composición muscular, lo que optimiza la capacidad del organismo para construir y mantener un tejido muscular sano. La actividad física intensa puede provocar microlesiones musculares12 y la proteína láctea acelera la recuperación ya que aporta los nutrientes necesarios para reparar y fortalecer las fibras musculares dañadas13. Por lo tanto, la incorporación razonable de la proteína de la leche a la dieta puede contribuir de manera significativa a la construcción del músculo y a conseguir un rendimiento físico óptimo.

La ingesta de proteínas recomendada para un deportista depende de varios factores, como el tipo de actividad física, la intensidad del entrenamiento, el peso corporal, los objetivos específicos y otras variables personales. Sin embargo, hay pautas generales que pueden resultar útiles. En general, los deportistas y las personas que realizan habitualmente actividad física,física suelen tener mayores necesidades proteicas que una persona sedentaria. Las recomendaciones varían, pero a los deportistas se les sugiere una ingesta aproximada de entre 1,4 y 2,0 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal al día14.

• Prevención de la pérdida muscular asociada a la edad

La pérdida muscular asociada a la edad, también denominada sarcopenia, es un fenómeno inevitable que afecta a los músculos con el paso del tiempo. Éstos sufren una disminución progresiva de su masa, acompañada de una reducción de la fuerza muscular. Esta pérdida de tejido muscular se asocia a menudo con cambios en la composición de las proteínas musculares, con una disminución en la síntesis y un aumento de la degradación de las proteínas15. Ahora bien, a medida que envejecemos la capacidad del organismo para usar estos aminoácidos con eficacia puede disminuir16. La incorporación de fuentes de proteínas de alta calidad, como la proteína de la leche, en las dietas de las personas mayores puede ser una estrategia valiosa para mitigar la pérdida muscular asociada a la edad. Las proteínas de la leche proporcionan una gama completa de aminoácidos esenciales y ofrecen un soporte nutricional esencial para el mantenimiento y la conservación de la masa muscular en el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, un planteamiento nutricional que tenga en cuenta todos estos datos puede ser crucial para tratar la sarcopenia y mantener la salud muscular a medida que se envejece.

Las recomendaciones generales para el aporte de proteínas en personas mayores varían, pero algunos expertos coinciden en la necesidad de aumentar la ingesta de proteínas para compensar la pérdida muscular asociada a la edad. En general,se recomienda que las personas mayores consuman alrededor de 1,0 a 2,0 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal al día17.

• Coadyuvantes esenciales del transporte de minerales en el organismo

Las proteínas de la leche desempeñan un papel esencial en el transporte de minerales en el organismo. Estas proteínas, especialmente la caseína y la proteína sérica, son vectores eficaces de minerales esenciales como el calcio y el fósforo18. El calcio, en particular, es crucial para la salud ósea y la función muscular, y la proteína de la leche facilita su absorción y transporte por el organismo. La presencia de péptidos específicos en la caseína se ha asociado a una mejor absorción del calcio19. Además, la proteína sérica contiene fracciones proteicas que también pueden favorecer la absorción de calcio y otros minerales20.

Por otra parte, las proteínas de la leche contribuyen a la biodisponibilidad de los minerales, formando complejos que mejoran su solubilidad y absorción intestinal. Esto hace que los lácteos sean una valiosa fuente de minerales, especialmente para las personas que buscan mejorar su salud ósea y mantener un equilibrio mineral óptimo. Por lo tanto, además de su papel en la construcción de músculo, las proteínas de la leche también desempeñan una función importante para facilitar el transporte y la absorción de minerales esenciales en el organismo.

Conclusión

Como conclusión, podemos afirmar que la leche es un alimento de los más completos a nivel nutricional que nos aporta numerosos nutrientes y en concreto una proteína de gran calidad nutricional. Es un poderoso aliado si se quiere tener unos músculos más sanos y fuertes. Tanto en casos de deportistas profesionales como si simplemente queremos mantenernos activos y en forma, la incorporación razonable de la proteína de la leche en la dieta puede marcar la diferencia.

La próxima vez que tome leche, sola o acompañada, recuerde que le está aportando a su cuerpo mucho más que otra simple bebida.

PUBLICACIONES


INFORME FEN-FINUT

«La leche como vehículo de salud para la población»

Revisión sistemática de la Fundación Española de Nutrición y Fundación Iberoamericana de Nutrición (2015)

Bibliografía
1. Wolfe RR, Baum JI, Starck C, Moughan PJ. Factors contributing to the selection of dietary protein food sources. Clin Nutr. févr 2018;37(1):130‑8.
2. Rafiq S, Huma N, Pasha I, Sameen A, Mukhtar O, Khan MI. Chemical Composition, Nitrogen Fractions and Amino Acids Profile of Milk from Different Animal Species. Asian-Australas J Anim Sci. juill 2016;29(7):1022‑8.
3. Boirie Y, Dangin M, Gachon P, Vasson MP, Maubois JL, Beaufrère B. Slow and fast dietary proteins differently modulate postprandial protein accretion. Proc Natl Acad Sci U S A. 23 déc 1997;94(26):14930‑5.
4. Souci SW, Fachmann W, Kraut H. Food composition and nutrition tables. Food composition and nutrition tables [Internet]. 2000 [cité 17 janv 2024];(Ed.6). Disponible sur: https://www.cabdirect.org/cabdirect/abstract/20001418574
5. Sarwar Gilani G, Wu Xiao C, Cockell KA. Impact of antinutritional factors in food proteins on the digestibility of protein and the bioavailability of amino acids and on protein quality. Br J Nutr. août 2012;108 Suppl 2:S315-332.
6. Mathai JK, Liu Y, Stein HH. Values for digestible indispensable amino acid scores (DIAAS) for some dairy and plant proteins may better describe protein quality than values calculated using the concept for protein digestibility-corrected amino acid scores (PDCAAS). Br J Nutr. févr 2017;117(4):490‑9.
7. Santos C de S, Nascimento FEL. Isolated branched-chain amino acid intake and muscle protein synthesis in humans: a biochemical review. Einstein (Sao Paulo). 17(3):eRB4898.
8. Gorissen SHM, Phillips SM. Chapter 17 – Branched-Chain Amino Acids (Leucine, Isoleucine, and Valine) and Skeletal Muscle. In: Walrand S, éditeur. Nutrition and Skeletal Muscle [Internet]. Academic Press; 2019 [cité 17 janv 2024]. p. 283‑98. Disponible sur: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780128104224000166
9. Wagenmakers AJ. Muscle amino acid metabolism at rest and during exercise: role in human physiology and metabolism. Exerc Sport Sci Rev. 1998;26:287‑314.
10. Althnaibat RM, Bruce HL, Wu J, Gänzle MG. Bioactive peptides in hydrolysates of bovine and camel milk proteins: A review of studies on peptides that reduce blood pressure, improve glucose homeostasis, and inhibit pathogen adhesion. Food Res Int. janv 2024;175:113748.
11. Gorissen SHM, Crombag JJR, Senden JMG, Waterval WAH, Bierau J, Verdijk LB, et al. Protein content and amino acid composition of commercially available plant-based protein isolates. Amino Acids. 1 déc 2018;50(12):1685‑95.
12. Sokoloski ML, Rigby BR, King GA, Biggerstaff KD, Irvine CJ, Bosak AM, et al. Muscle Damage, Inflammation, and Muscular Performance following the Physical Ability Test in Professional Firefighters. Sports (Basel). 1 août 2023;11(8):144.
13. Trommelen J, van Lieshout GAA, Pabla P, Nyakayiru J, Hendriks FK, Senden JM, et al. Pre-sleep Protein Ingestion Increases Mitochondrial Protein Synthesis Rates During Overnight Recovery from Endurance Exercise: A Randomized Controlled Trial. Sports Med. juill 2023;53(7):1445‑55.
14. Jäger R, Kerksick CM, Campbell BI, Cribb PJ, Wells SD, Skwiat TM, et al. International Society of Sports Nutrition Position Stand: protein and exercise. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 20 juin 2017;14(1):20.
15. Cruz-Jentoft AJ, Bahat G, Bauer J, Boirie Y, Bruyère O, Cederholm T, et al. Sarcopenia: revised European consensus on definition and diagnosis. Age and Ageing. 1 janv 2019;48(1):16‑31.
16. Guillet C, Prod’homme M, Balage M, Gachon P, Giraudet C, Morin L, et al. Impaired anabolic response of muscle protein synthesis is associated with S6K1 dysregulation in elderly humans. FASEB J. oct 2004;18(13):1586‑7.
17. Deutz NEP, Bauer JM, Barazzoni R, Biolo G, Boirie Y, Bosy-Westphal A, et al. Protein intake and exercise for optimal muscle function with aging: recommendations from the ESPEN Expert Group. Clin Nutr. déc 2014;33(6):929‑36.
18. Minj S, Anand S. Protéine sérique Proteins and Its Derivatives: Bioactivity, Functionality, and Current Applications. Dairy. déc 2020;1(3):233‑58.
19. Liu G, Guo B, Luo M, Sun S, Lin Q, Kan Q, et al. A comprehensive review on preparation, structure-activities relationship, and calcium bioavailability of casein phosphopeptides. Crit Rev Food Sci Nutr. 2 sept 2022;1‑19.
20. Nielsen SDH, Liang N, Rathish H, Kim BJ, Lueangsakulthai J, Koh J, et al. Bioactive milk peptides: an updated comprehensive overview and database. Crit Rev Food Sci Nutr. 28 juill 2023;1‑20.

También le puede interesar

Leche ecológica: ¿más saludable?

Los efectos de un mayor consumo de productos lácteos en el crecimiento óseo infantil

Calcio: ¿qué es?,¿cuáles son sus funciones?, ¿cómo podemos optimizar su ingesta?

Leche y alternativas vegetales, ¿en qué se diferencian?

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link