¿Cómo cambiaron nuestros hábitos alimentarios durante la primera ola de pandemia COVID?

FEDERICO LARA VILLOSLADA
Doctor en Farmacia por la Universidad de Granada,
Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición (IPN)
Director I+D Lactalis Puleva


La revista Nutrients ha publicado recientemente un nuevo estudio científico donde se analizan los cambios en los hábitos de compra y consumo de alimentos durante la primera ola de la pandemia COVID-19.

Antecedentes

En España, la crisis sanitaria provocada por la pandemia COVID-19 supuso la declaración de un estado de alarma en todo el país durante los meses de marzo a junio de 2020. Situación que conllevó un confinamiento domiciliario nacional obligando a la población a cambiar drásticamente su estilo de vida, entre ellos los hábitos alimentarios y de consumo y compra de alimentos.

Objetivos

El objetivo de este estudio fue describir la dieta y su calidad nutricional en los hogares españoles durante la primera ola de la pandemia COVID, así como analizar los cambios con respecto al mismo periodo de 2019.

El estudio

Durante los meses de confinamiento domiciliario en España (marzo-junio 2020) se vieron incrementadas las compras de todos los grupos de alimentos y, consecuentemente, también el contenido energético medio de cada compra en comparación con el mismo periodo de 2019. Especialmente, el mes de abril, coincidiendo con la fase más estricta del confinamiento, fue el más notorio, ya que las compras aumentaron un 40% respecto del año anterior y su contenido energético un 38%.

A lo largo de todo el período de estudio, los tres alimentos que sufrieron un mayor incremento de compra fueron las bebidas alcohólicas (aumento del 75% en abril), seguido de las legumbres (aumento del 63% en marzo) y de los aperitivos (60% en abril). Por el contrario, los grupos de alimentos que menos incrementaron sus compras fueron los pescados y mariscos, las leches y lácteos y la comida preparada. Adicionalmente, analizando mes a mes se observó que, en marzo, el grupo de alimentos que más vio incrementada su compra fue el de las legumbres, con un 63% respecto a 2019, y en los meses de abril, mayo y junio fue el de bebidas alcohólicas, con un 75%, 65% y 36%, respectivamente.

Por otra parte, de acuerdo a las cantidades y tipo de alimentos comprados durante el encierro domiciliario, los autores del estudio estimaron el contenido energético de dichas compras, que fue superior al del mismo periodo de 2019. El mes con mayor incremento en el contenido energético de la compra fue abril, con un 38%, seguido de mayo, después marzo y por último junio.

Finalmente, se analizó la distribución de macronutrientes (expresada en % de energía) de la dieta y no se observaron grandes diferencias respecto a los datos de 2019. El alcohol y los ácidos grasos saturados aumentaron ligeramente en el mes de abril y permanecieron elevados hasta agosto, por el contrario, los valores de carbohidratos fueron bajos.

Con respecto a la densidad nutricional se detectó una reducción de los aportes de calcio, yodo, zinc, selenio, riboflavina, vitamina B12, vitamina D y vitamina A (especialmente retinol), y un incremento en el consumo de fibra (aunque sin alcanzar recomendaciones), sodio, ácido fólico, carotenos y vitamina E. Finalmente, el colesterol estuvo por encima de las recomendaciones.

Conclusión

Los patrones de compra y consumo de alimentos en los hogares españoles se vieron modificadas en gran medida durante los meses de confinamiento domiciliario y, en menor medida después, con un incremento en la compra de todos los grupos de alimentos, especialmente de bebidas alcohólicas, que obviamente se vieron impactadas por el cierre de la restauración.

Los resultados observados no muestran cambios en la calidad de la dieta y tampoco se observan grandes diferencias en la ingesta de macronutrientes respecto a 2019.

Fuente
El artículo está disponible en el siguiente enlace (versión original en inglés).

Referencia
del Pozo de la Calle, S.; Alonso Ledesma, I.; Nuñez, O.; Castelló Pastor, A.; Lope Carvajal, V.; Fernández de Larrea Baz, N.; Pérez-Gómez, B.; Pollán, M.; Ruiz Moreno, E. Composition and Nutritional Quality of the Diet in Spanish Households during the First Wave of the COVID-19 Pandemic. Nutrients 2021, 13, 1443. https://doi.org/10.3390/nu13051443

PUBLICACIONES


“El estilo de vida cardiosaludable”

AUTORES: Instituto Puleva de Nutrición

También le puede interesar

Papel de la alimentación en la prevención de las enfermedades cardiovasculares

Alimentación complementaria: BLW (Baby Led Weaning), ¿moda o beneficio real?

Principales interacciones alimento-medicamento: ¿cuáles son y cómo influyen?

La tolerancia a la lactosa podría vincularse con un menor riesgo de enfermedad coronaria

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link