El consumo de lácteos enteros podría asociarse a una menor incidencia de enfermedad cardiovascular

FEDERICO LARA VILLOSLADA
Doctor en Farmacia por la Universidad de Granada,
Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición (IPN)
Director I+D Lactalis Puleva


Recientemente la revista científica Plos Medicine ha publicado un nuevo estudio que asocia el consumo regular de lácteos enteros a una menor incidencia de enfermedad cardiovascular.

Antecedentes

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de mortalidad en todo el mundo, responsable de 1 de cada 3 muertes. Antiguamente para reducir el riesgo de padecer estas enfermedades se sugería reducir la ingesta de todo tipo de grasas en la alimentación, pero a día de hoy existe evidencia científica que demuestra que es más importante la calidad de la grasa (el tipo y fuente alimentaria) que la cantidad total ingerida.

Objetivos

En este estudio se investigó la asociación de los niveles del ácido pentadecanoico (15:0), biomarcador sérico relacionado con el consumo de grasa láctea, con la enfermedad cardiovascular y la mortalidad por todas las causas.

Adicionalmente, los autores de la investigación incorporaron los datos obtenidos en una revisión sistemática y meta-análisis y evaluaron la asociación de biomarcadores de la ingesta de grasa láctea (15:0, 17:0 y t16:1n-7) con la enfermedad cardiovascular o mortalidad por todas las causas.

Resultados

El ácido graso pentadecanoico (15:0), el ácido graso heptadecanoico (17:0) y de ácido graso trans palmitoleico (t16:1n-7) se utilizan como biomarcadores de la ingesta de grasas lácteas porque se encuentran principalmente en alimentos procedentes de animales rumiantes, como la leche. Además, sus niveles en sangre se correlacionan con el consumo de grasa láctea y cambian tras la ingesta de alimentos lácteos.

En la primera parte del estudio, en la que se analizaron los niveles del ácido pentadecanoico en más de 2.000 sujetos, se observó como aquellos con mayores niveles séricos de 15:0 tenían menor incidencia y riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular y enfermedad coronaria. Se observó cómo niveles más altos de éstos biomarcadores, 15:0 y 17:0 se asociaban con un 12% y un 14% de disminución de riesgo respectivamente. Sin embargo esta asociación no se observó para el palmitoleico (t16:1n-7).Además, el ácido graso 17:0 se asoció con menor riesgo de infarto y de enfermedad coronaria.

Estos resultados confirman que el consumo regular de lácteos enteros podría favorecer la salud cardiovascular, reduciendo el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular, coronaria e infarto.

Conclusiones

A pesar de que anteriormente se recomendaba reducir la ingesta de grasas para cuidar la salud cardiovascular, cada vez existe más evidencia científica que demuestra que no importa tanto la cantidad de grasa ingerida sino la calidad de la misma. Por ello, no parece que la reducción de la ingesta de grasa láctea sea una medida eficaz en la prevención cardiovascular, más bien este estudio sugiere que aumentar el consumo de leches y productos lácteos enteros puede ayudar a prevenir la enfermedad cardiovascular y gozar de una mejor salud.

No obstante se requieren más estudios clínicos y de experimentación que aclaren cuáles son las causas de esta asociación y el papel potencial que podría desempeñar el consumo de lácteos enteros en la prevención de la salud cardiovascular.

Fuente
El artículo está disponible en el siguiente enlace (versión original en inglés).

Referencia
Trieu K, Bhat S, Dai Z, Leander K, Gigante B, Qian F, et al. (2021) Biomarkers of dairy fat intake, incident cardiovascular disease, and allcause mortality: A cohort study, systematic review, and meta-analysis. PLoS Med 18(9): e1003763. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1003763

PUBLICACIONES


“La leche como vehículo de salud para la población”

AUTORES: FEN – FINUT

También le puede interesar

Dietas exentas de gluten o lactosa sin diagnóstico de intolerancia

¿Qué información nos da el etiquetado de los alimentos?

Papel de la alimentación en la prevención de las enfermedades cardiovasculares

Alimentación complementaria: BLW (Baby Led Weaning), ¿moda o beneficio real?

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link