El mineral que podría ayudar a controlar la tensión arterial

FEDERICO LARA VILLOSLADA
Doctor en Farmacia por la Universidad de Granada,
Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición (IPN)
Director I+D Lactalis Puleva


Un estudio recientemente publicado en el European Heart Journal, de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), ha analizado como influye el aumento en el consumo diario de potasio en los valores de tensión arterial y el efecto diferencial entre hombres y mujeres.

Antecedentes

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en todo el mundo y aunque se han estudiado las diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a factores de riesgo y tratamientos, se ha prestado poca atención a cómo influye el sexo en el impacto cardiovascular del consumo de sodio y potasio.

Los patrones dietéticos en el mundo occidental se caracterizan por un consumo elevado de sodio y bajo de potasio y existe una asociación bien establecida entre el consumo elevado de sodio, la presión arterial (PA) y un mayor riesgo de eventos cardiovasculares.

Múltiples estudios de cohortes han demostrado que la excreción urinaria alta de potasio, que se considera un marcador de la ingesta de este mineral, está relacionada con una PA más baja y un riesgo reducido de ECV.

Objetivos

Una dieta con un alto contenido de potasio se asocia con una PA más baja y un menor riesgo de ECV. El objetivo de este estudio ha sido analizar si las asociaciones entre el consumo diario de potasio y la PA, así como la ECV, difieren entre hombres y mujeres.

El estudio

El estudio incluyó a 11.267 hombres y 13.696 mujeres del estudio EPIC-Norfolk. Los participantes completaron un cuestionario sobre hábitos de vida, se midió la PA y se recolectó una muestra de orina. El sodio y el potasio urinarios se utilizaron para estimar la ingesta dietética y los participantes se dividieron en terciles según la ingesta de sodio y la ingesta de potasio (baja/media/alta).

Resultados

Los investigadores analizaron la asociación entre la ingesta de potasio y la PA después de ajustar por edad, sexo e ingesta de sodio. Cuando se analizó la asociación según la ingesta de sodio (baja/media/alta), la relación entre potasio y PA solo se observó en mujeres con ingesta alta de sodio, donde cada aumento de 1 gramo en potasio diario se asoció con una PA sistólica 2,4 mmHg más baja.

Durante una mediana de seguimiento de 19,5 años, el 55 % de los participantes fueron hospitalizados o murieron debido a una ECV. Los investigadores analizaron la asociación entre la ingesta de potasio y los eventos cardiovasculares después de ajustar por edad, sexo, índice de masa corporal, ingesta de sodio, uso de medicamentos hipolipemiantes, tabaquismo, ingesta de alcohol, diabetes y ataque cardíaco o accidente cerebrovascular previo. Las personas en el tercil más alto de ingesta de potasio tenían un riesgo 13 % menor de eventos cardiovasculares. Cuando los hombres y las mujeres se analizaron por separado, las reducciones de riesgo correspondientes fueron del 7 % y el 11 %, respectivamente. La cantidad de sal en la dieta no influyó en la relación entre el potasio y los eventos cardiovasculares en hombres o mujeres.

Conclusiones

Los resultados sugieren que el potasio ayuda a preservar la salud del corazón y que las mujeres se benefician más que los hombres. La relación entre el potasio y los eventos cardiovasculares fue la misma independientemente de la ingesta de sal, lo que sugiere que el potasio tiene otras formas de proteger el corazón además de aumentar la excreción de sodio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda en los adultos consumir al menos 3,5 gramos de potasio y menos de 2 gramos de sodio (5 gramos de sal) por día. Los alimentos ricos en potasio incluyen verduras, frutas, nueces, frijoles, productos lácteos y pescado.

Los hallazgos de este estudio indican que una una dieta saludable para el sistema cardiovascular iría más allá de limitar el consumo de sal (sodio) y debería ir encaminada a aumentar los alimentos ricos en potasio.

Fuente
El artículo está disponible en el siguiente enlace (versión original en inglés).

Referencia
Rosa D Wouda, S Matthijs Boekholdt, Kay Tee Khaw, Nicholas J Wareham, Martin H de Borst, Ewout J Hoorn, Joris I Rotmans, Liffert Vogt, Sex-specific associations between potassium intake, blood pressure, and cardiovascular outcomes: the EPIC-Norfolk study, European Heart Journal, Volume 43, Issue 30, 7 August 2022, Pages 2867–2875, https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehac313

PUBLICACIONES


“El estilo de vida cardiosaludable”

AUTORES: Instituto Puleva de Nutrición

También le puede interesar

Alimentación para ganar y conservar masa muscular

Nutrientes del queso podrían aportar beneficios en salud cardiovascular

Las 6 dudas más frecuentes sobre alimentación infantil en farmacia comunitaria

Consumo de lácteos y riesgo de infección por COVID-19

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link