Revisión sistemática (Nutrients): Vitamina D e inmunidad en población infantil

FEDERICO LARA VILLOSLADA
Doctor en Farmacia por la Universidad de Granada
Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición (IPN)
Director I+D Lactalis Puleva


Antecedentes

La vitamina D además de su papel esencial, y sobradamente conocido, en la homeostasis del calcio y en el correcto crecimiento y desarrollo óseo en la etapa infantil y juvenil está siendo objeto de numerosas publicaciones científicas que están revelando su importante  rol en la regulación y modulación del sistema inmunitario,   no solo en la etapa infantil sino en todas las etapas de la vida,  lo que está  generando un creciente interés por este nutriente y la proliferación de estudios con el objetivo de poner de relieve el impacto de la vitamina D sobre nuestro sistema de defensas.

Objetivos

La publicación  analiza y revisa datos clínicos en población infantil y juvenil que relacionan la deficiencia de vitamina D con un mayor índice de infecciones, patologías autoinmunes, alergias, asma, dermatitis atópicas y otras y el impacto que podría suponer la suplementación en estos casos.

¿Cómo se hizo?

Se han revisado ensayos aleatorizados controlados con placebo y metaanálisis de estudios realizados en población pediátrica.

Resultados

En el artículo, se analizan los resultados de los estudios sobre distintas patologías en población pediátrica y su relación con la vitamina D. Estos son los principales resultados:

· Enfermedades infecciosas: los estudios evidencian de forma extensa los beneficios de la suplementación diaria o semanal para reducir tanto el riesgo como la severidad de las infecciones respiratorias en poblaciones con deficiencia de vitamina D, una situación frecuente en población general y especialmente en adolescentes europeos. Además, la deficiencia de vitamina D se asocia con una mayor mortalidad en niños con enfermedades agudas o críticas.

· Enfermedad de Crohn: los estudios indican que la suplementación con vitamina D puede ofrecer beneficios terapéuticos en pacientes pediátricos con enfermedad de Crohn. Estudios clínicos sugieren que la deficiencia se relaciona con una mayor severidad de la patología.

· Caries dental: la revisión de publicaciones indica que unos niveles suficientes de vitamina D podrían proteger de la caries, a través de su rol en el desarrollo dental y su capacidad para aumentar la respuesta inmunitaria innata frente a microorganismos patógenos.

· Enfermedades autoinmunes:

– Diabetes tipo 1: existe evidencia preclínica del papel preventivo de la suplementación de la vitamina D e indicios en algunos de los trabajos analizados de que podría ayudar a preservar la función de los islotes pancreáticos. Aunque la suplementación con vitamina D en niños y su relación con el debut diabético no es concluyente y se requieren más estudios para llegar a un consenso.

– Esclerosis múltiple: la deficiencia de vitamina D aparece como un factor de riesgo para el desarrollo de la patología y su debut en edades pediátricas.

· Alergias: el aumento en la incidencia de las alergias ha coincidido con el reporte de una alta incidencia de hipovitaminosis D a nivel mundial y determinados estudios epidemiológicos han mostrado relación entre el riesgo de alergia, la latitud, la intensidad de la radiación UV y el mes o estación de nacimiento.  En este sentido existen indicios de que los niveles de vitamina D están vinculados con la severidad e incidencia de enfermedades mediadas en las que el sistema inmunitario tiene un papel importante, como el asma, la dermatitis atópica y alergias alimentarias. La publicación cita numerosos estudios que están realizándose en estos momentos y cuyos resultados verán la luz durante los próximos años para aclarar si la deficiencia de vitamina D en las edades tempranas promueve el desarrollo de estas patologías.

Conclusiones

La deficiencia de vitamina D es un problema clínico real aunque poco reconocido y cuya relevancia en la etapa infantil va desde el crecimiento y desarrollo óseo hasta la aparición de posibles enfermedades vinculadas con un mal funcionamiento del sistema inmunitario.

Existe una evidencia sólida  para afirmar que la una adecuada ingesta de vitamina D puede reducir la tasa de enfermedades infecciosas en la población pediátrica y existen cada vez más indicios y estudios en curso para confirmar de forma fehaciente el papel beneficioso de la suplementación con vitamina D en la prevención de enfermedades autoinmunes como el asma infantil y otras patologías de tipo alérgico.

Fuente

El artículo completo en inglés puede leerse en la página web de la revista Nutrients.

Referencia

Mailhot, G.; White, J.H. Vitamin D and Immunity in Infants and Children. Nutrients 2020, 12, 1233.

PUBLICACIONES


«Nutrición Hospitalaria. Leche y productos lácteos como vehículos de calcio y vitamina D: papel de las leches enriquecidas»

AUTORES: Jesús Rodríguez Huertas, Avilene Rodríguez Lara, Olivia González Acevedo y María Dolores Mesa

También le puede interesar

De la “infoxicación” a la información basada en la evidencia científica

Sistema de clasificación de alimentos “NUTRI-SCORE”: Ventajas y limitaciones

Actualización del Estudio ALADINO: más del 40% de la población infantil presenta exceso de peso

Vitamina D y su importancia en la salud de la mujer

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link