Niveles sanguíneos de Omega-3 DHA vinculados al nivel de atención en adolescentes

FEDERICO LARA VILLOSLADA
Doctor en Farmacia por la Universidad de Granada,
Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición (IPN)
Director I+D Lactalis Puleva


En la actualidad podemos afirmar que los ácidos grasos omega-3, especialmente el DHA, son críticos para un adecuado desarrollo cerebral. No obstante, a pesar de la abundante evidencia del omega-3 DHA vinculada al desarrollo cognitivo, no existe tanta información sobre su vinculación con la atención en adolescentes. Y tampoco sobre la posible utilidad de su precursor, el ácido alfa linolénico (ALA).

Un estudio, llevado a cabo por el Instituto de Salud Global de Barcelona y recientemente publicado en European Child & Adolescent Psychiatry ha revisado el papel que podrían desempeñar en relación con el nivel de atención en adolescentes.

Antecedentes

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , el cerebro sufre sustanciales cambios estructurales y funcionales durante la adolescencia. Algunos de los más relevantes se observan en la corteza prefrontal, que desempeña un papel clave en la atención, función cognitiva compleja que precede a otras como la toma de decisiones, el control de impulsos y el pensamiento estratégico.

Los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) son críticos para el desarrollo y la función del cerebro y su deficiencia podría tener consecuencias funcionales a largo plazo como el deterioro de la memoria, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), la depresión o los trastornos de ansiedad.

En particular, el ácido docosahexaenoico (DHA), el PUFA más abundante en el cerebro, se acumula rápidamente en la corteza prefrontal desde el período perinatal hasta los primeros 18 años de vida, lo que sugiere que la adolescencia es un período crucial para garantizar una acumulación adecuada de DHA en la corteza prefrontal. Además, sería interesante destacar que la síntesis endógena en mamíferos es muy ineficiente por lo que el status de DHA va a estar relacionado directamente con su ingesta dietética, procedente mayoritariamente de pescado azul (graso).

Objetivos

Los investigadores plantearon la hipótesis de que una mayor ingesta dietética de omega-3 DHA y ácido alfa-linolénico (ALA) se relacionaría con un mayor grado de atención en adolescentes sanos. Para demostrar esta hipótesis, examinaron en una población joven sana las asociaciones entre los niveles de DHA y ALA en los glóbulos rojos con un indicador del nivel de atención.

El estudio

Este estudio transversal se realizó en colegios/institutos del área de Barcelona en 372 adolescentes. Se utilizaron datos de referencia del Walnuts Smart Snack Dietary Intervention Trial. A través de un cuestionario de frecuencia alimentaria (FFQ) de 60 ítems de alimentos validado para población española y adaptado a la franja adolescente, se calculó el consumo semanal de los distintos grupos de alimentos, incluido el consumo de pescado azul (graso) y frutos secos.

A través del Cuestionario KIDMED evaluaron la adherencia a la dieta mediterránea creando una puntuación basada en el consumo de frutas, verduras, legumbres, mariscos, cereales, nueces, lácteos y aceite de oliva.

Por otro lado, se obtuvieron muestras de sangre después de un ayuno nocturno, determinando el perfil de DHA y ALA en glóbulos rojos (RBC, por sus siglas en inglés, RBC-DHA y RBC-ALA) por cromatografía de gases.

Por último, se llevó a cabo un análisis complementario para comparar los niveles de DHA y ALA en los eritrocitos entre los participantes que informaron (i) el consumo de al menos cuatro porciones semanales de pescado graso versus un consumo más bajo; y (ii) el consumo de al menos una porción semanal de nueces versus un consumo menor.

Resultados

El estado de DHA fue significativamente mayor en los participantes que informaron un alto consumo de pescado (≥ 4 porciones/semana) en comparación con aquellos que informaron un consumo más bajo. Por el contrario, no se observaron diferencias significativas para el ALA entre aquellos que informaron un alto y bajo consumo de nueces.

En aquellos participantes con mayor cantidad de DHA se observó una mejora en los parámetros de atención estudiados. Estos resultados no se observaron para aquellos con mayores cantidades de ALA.

El DHA (reflejo del consumo dietético de pescado azul) está asociado con el grado de atención en adolescentes, lo que refuerza la importancia de asegurar una acumulación adecuada de DHA en períodos de la vida en los que el cerebro se está desarrollando o evolucionando, siendo la adolescencia un periodo especialmente relevante.

Conclusiones

Los resultados de este estudio sugieren que unos mayores niveles de DHA podrían estar asociados con una mejor atención en adolescentes (en base al índice utilizado en el estudio), específicamente con la atención selectiva y sostenida, y con la detección y resolución de conflictos.

Esta investigación podría ayudar a mejorar las recomendaciones dietéticas básicas para la población adolescente a fin de garantizar una ingesta dietética óptima de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 DHA para un adecuado desarrollo cerebral.

No obstante, habría que destacar que se necesitarían más estudios de intervención para determinar la causalidad de estas asociaciones y aclarar aún más los efectos de los PUFA omega-3 más allá del rendimiento cognitivo durante la adolescencia.

Fuente
El artículo está disponible en el siguiente enlace (versión original en inglés).

Referencia
Pinar-Martí, A., Fernández-Barrés, S., Gignac, F. et al. Red blood cell omega-3 fatty acids and attention scores in healthy adolescents. Eur Child Adolesc Psychiatry (2022). https://doi.org/10.1007/s00787-022-02064-w

PUBLICACIONES


“Especial evidencias Omega 3 DHA”

AUTORES: Instituto Puleva de Nutrición

También le puede interesar

consumo de lacteos

Consumo de lácteos para prevenir enfermedades

lacteos y sobrepeso en niños y adolescentes

¿Cuál es la relación entre el consumo de lácteos y el sobrepeso en niños y adolescentes?

análisis de sangre y riesgo cardiovascular

El análisis sanguíneo que podría predecir el riesgo de enfermedad cardiovascular

Vitamina D y alergias infantiles

La vitamina que podría tener relación con las alergias en la etapa infantil

¿Quiere recibir las novedades del Blog?
Suscríbase aquí
close-link